La experiencia Pedime un deseo

Por  |  0 Comentarios


Julieta Sciascia nos invitó a conocer su nuevo local especializado en ropa íntima y trajes de baño ubicado en la localidad de Merlo.

La historia de Julieta inspira. Perteneciente a una familia de comerciantes, recuerda que desde muy pequeña “jugaba” en los locales de sus padres a ser vendedora: “Soy Licenciada en Administración pero siempre supe que lo mío era estar en los locales. No existió otra opción para mí porque es lo que amo hacer. Cuando decidí independizarme, abrí mi primer local en Merlo, a pocas cuadras de aquí.”

En el 2004, esta joven emprendedora inauguraba su primer local. Luego, vendrían otros en Caseros y Morón. Su proyecto crecía mientras que ella escribía su propia historia: “Para mí, este trabajo es mi estilo de vida. Cada uno de mis comercios son mi casa y las personas que trabajan conmigo, mi familia.”

Pedime un deseo es un espacio pensado no sólo para vender productos sino para que cada cliente tenga una experiencia única. La elección de ropa interior se convierte así en una vivencia que nos invita a sentirnos cómodos y a gusto.

P&S-¿Cómo surgió la idea de armar un lugar tan especial?

JS-El 2010 fue un punto de ruptura para mí. Así supe que necesitaba hacer cambios, reinventarme.  Pedime un deseo es el resultado de una búsqueda personal que me llevó a la creatividad y la esperanza, de ahí surge su nombre. El espacio con el que contábamos anteriormente no nos permitía hacer todo lo que queríamos y soñábamos. Por este motivo, decidimos mudarnos y darle vida a un concepto que vengo pensando hace mucho tiempo.

P&S- Es un momento particular del país.

JS- Considero que estos son los momentos en los que hay que apostar. Soy autoexigente y algo kamikaze para los negocios (ríe). Siempre voy por más.

P&S- ¿Cómo podrías definir el público consumidor de Merlo?

JS- Realmente es muy variado. Tenemos clientes de todas las edades y con gustos muy disímiles. El centro comercial es muy grande y nos visitan personas de todo el Oeste de la Provincia de Buenos Aires. Por ello, tenemos una oferta muy amplia para poder responder de manera precisa a las necesidades y requerimientos de los clientes.

P&S- Pedime un deseo es un local muy particular. Es súper amplio, los productos están expuestos, se puede recorrer libremente y sentirse muy a gusto. ¿Esto forma parte de esos cambios de los que hablábamos antes?

JS- Claro. Mi idea es que las clientas quieran regresar, que se sientan cómodas en el local, que tengan una experiencia gratificante. Es muy importante que todo posible comprador tenga contacto con el producto. Para ello, rompimos con el tradicional comercio de lencería en donde las prendas no están a la vista. El concepto Pedime un deseo no se detiene ahí debido a que también abarca la atención al público. Todas las personas que trabajan en el local saben que no somos cuidadoras de percheros, somos vendedoras capaces de guiar, ayudar y satisfacer a quienes entren en nuestro local.

P&S- Tu proyecto trata sobre romper estructuras. ¿Cuál es el próximo desafío?

JS- Quiero crear mi propia marca de ropa íntima. Es un deseo. Hay que trabajar hasta lograrlo.

 

Visitá Pedime un deseo

Avenida del Libertador 648, Merlo

Instagram: @pedimeundeseo

Facebook: pedimeundeseo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *