Tymsa

Por  |  0 Comentarios


Con el lanzamiento de una fuerte campaña publicitaria, Tymsa logra posicionarse como una opción efectiva para todos aquellos comerciantes que buscan productos femeninos y funcionales.

El invierno de Tymsa

La versatilidad y potencia del color desplazan a los estampados en esta temporada Otoño Invierno 2017.

La nueva paleta de colores muestra como protagonistas a los tonos azul noche, violeta y bordó.

La línea de bombachería trae modelos clásicos y diseños especiales. Puntilla, Lycra y microfibra, son algunos de los tejidos de primer nivel elegidos por Tymsa para sus productos. Desde la marca afirman que todos los materiales utilizados son de industria nacional, tanto los elásticos, telas y accesorios.

Por su parte, la línea de corsetería se compone de diversos segmentos entre los que se destacan los corpiños reductores y los conjuntos de puntilla, la marca registrada de Tymsa, el producto más requerido por todas las mujeres en los locales.

La tendencia internacional de moda se adapta en esta colección invernal al gusto argentino. Los colores clásicos como avellana, rojo, blanco y negro también encuentran su lugar de expresión.

Uno de los artículos más requeridos es el 20004, un corpiño deportivo de microfibra con taza soft desmontable. La potencialidad de este producto radica en su versatilidad y adaptación a diversos usos. En esta oportunidad, la marca presenta modelos en colores clásicos y suma a su propuesta nuevos estampados como degradé y rayados en tres combinaciones de blanco, negro y rosa.  

 

En conversación con Punto&Seguido, Basilio, responsable y dueño de la firma, recuerda la historia de su padre: “En el día a día, es imposible no recordar a mi viejo porque era un trabajador incansable. Allá, por el año 63, en Canín, se dedicaba a la matricería, hacia los ganchitos para los corpiños. Muchos de sus clientes lo empujaron a que él mismo hiciera los corpiños. De esta manera, se convirtió en corsetero. Esa fue su ocupación durante décadas. Llegó a tener dos talleres con 400 empleados en la década del setenta. Hacía 200 mil corpiños por mes, una locura. Números y realidades que hoy son imposibles de alcanzar y sostener.” Luego de décadas de trabajo familiar, Basilio decidió empezar a fabricar bombachas. Así, nace Tymsa, su propia marca.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>