La alegría FOOTY

Por  |  0 Comentarios


SONREÍ CON FOOTY fue el primer slogan de esta marca que aún hoy sigue generando alegría con productos de moda para adolescentes y niños.

A lo largo de su extensa vida empresarial, Footy fue actualizando su plan de negocios como fábrica de medias, adaptándose a los cambios que cada época le propuso. Su expansión hacia otros rubros, la posibilidad de exportar y la incorporación de licencias son algunas de esas trasformaciones que vivió en estos treinta años de historia. Actualmente, la compañía lleva adelante un plan de inversiones para duplicar su producción de medias y sustituir importaciones.

En esta edición, Punto&Seguido presenta la historia de unas de las fábricas más importantes de la industria textil de nuestro país.

“La impronta de FOOTY es fabricar un producto que genere alegría tanto al comprarlo, venderlo y usarlo“

Soluciones creativas

Los problemas económicos de la fábrica de medias panty de su padre acercaron a Adrián Levenzon, tras un breve paso por IBM, al mundo medieril. El tiempo pasaba y el recién recibido Ingeniero Electromecánico encontraba problemas pero también soluciones. Las ideas comenzaban a florecer. Una de ellas fue la de fabricar medias cortas con colores de moda.

“Las máquinas de las medias de nylon fueron las que utilizamos para hacer los primeros soquetes dirigidos a jóvenes y adolescentes. Los teñimos de colores y les agregamos un aplique con la carita que distingue la marca. A partir de ahí decidimos  fabricar medias futboleras, en ese momento muy de moda. En esos años, trabajamos con una tintorería industrial para teñirlas”, rememora.

Rápidamente, toda esa nueva línea de soquetes fue vendida de manera completa. El futuro de Footy tomaba fuerza.

Poco tiempo después, Levenzon se hizo cargo de la comercialización de estos productos, estimulando un verdadero cambio de rumbo para la empresa familiar.  La fábrica originaria dejaba  de fabricar pantys e iniciaba un proceso de expansión que incluía tecnología de punta y una escala de producción mayor. La primera inversión realizada por Footy, entre u$s 50.000 y u$s 100.000, significó un importante crecimiento en cuanto a recursos y maquinaria.

Medias con dibujos

El desarrollo tecnológico y la oportunidad de tomar licencias posibilitaron la producción de nuevas prendas para los más chicos. Las medias con dibujos fueron un fenómeno que llevó a la firma de acuerdos comerciales por parte de Footy con la familia Simpson y Disney. Nacía un clásico del rubro.

La licencia Barbie significó la expansión de la marca hacia el segmento de cosméticos y calzado, siempre con diseño propio. Luego de la crisis del 2001, el calzado se consolidó y el segmento de marroquinería, con bolsos y mochilas escolares, se incorporó a la amplia oferta de Footy.

Luego de muchos años de estabilidad empresarial, Levenzon decidió vender a toda América Latina, alcanzando altos niveles de exportación, casi un 90% de la producción de su fábrica. Hoy, Footy mantiene la distribución de algunas licencias en esta parte del continente.

Ampliación de la fábrica

Los últimos años han significado para Footy su regreso a Oriente pero ahora para la compra de más de 40 máquinas para fabricar medias, especializadas en las diferentes etapas que competen a este delicado proceso de producción. La inversión realizada es de un volumen muy importante ya que está destinada a la ampliación de las instalaciones de la fábrica Footy, ubicada en el barrio de San Martín.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>